LAS CREENCIAS, como se instalan en nosotros

Creencias

Los seres humanos vivimos arrastrados por las normas, familias, amigos, hijos, parejas y sobretodo la herencia cultural y social de los padres. Todo esto nos lleva a incorporal una serie de valores y creencias, también a esto hay que añadirle nuestras propias experiencias, para crear nuestro mapa, como ya hemos comentado anteriormente.

Cómo se instalan en nosotros.

Para conocer como creamos valores y creencias, es necesario saber que toda creencia necesita experiencia.

Cómo creamos una experiencia.

Las experiencias se crean a través de nuestros pensamientos, emociones, sentimientos y sensaciones.

Estas experiencias se clasifican de dos formas: Agradables o desagradables

Normal mente decimos de una forma errónea  que son positivas o negativas, porque nos agarramos a un resultado y entramos en comparación con una experiencia pasada.

Esto sucede porque siempre buscaremos la misma sensación, sentimiento, o emoción de la vivencia que fue positiva o negativa con anterioridad, la cual nos causó un deseo y este se  alimenta con el pensamiento, registrado consciente o inconsciente en nuestra mente, mandando información condicionante para buscar la repetición de la sensación que queremos revivir pudiendo entrar en caos y frustración cuando no lo conseguimos.

De aquí nacen las creencias (potenciadoras o lilitantes).

Creencias potenciadoras y limitantes.

Creencia potenciadora.

Son todas aquellas creencias que nos ayudan en nuestras vivencias positivamente, dándonos resultados satisfactorios.

Creencias Limitantes

Son aquellas que nos condicionan a la hora de vivir una acción, no dejándonos experimentar y salir de nuestra zona de confort.

¿Las creencias pueden ser positivas o negativas?

Si observamos de una forma consciente, veremos que no existe lo positivo o lo negativo. Solo hay experiencias individuales agradables o desagradables.

Cuando no vivo la experiencia de  una forma ecuánime o neutra (en presente y desde la Observación), esperando un resultado concreto, estamos creando algo que antes o después será toxico y desagradable para nuestra vida, entonces cambiaremos la experiencia agradable por desagradable.

Si observamos detenidamente, utilizamos y nos aprovechamos de las creencias para que nos ayuden a conseguir consciente o inconscientemente lo que proyectamos a nivel de nuestro pensamiento. De ahí la importancia de observar nuestros pensamiento para crear de forma consciente aquello que queremos en nuestra vida.

Por lo tanto, lo que real mente nos condiciona, es el pensamiento y el poder que le otorgamos. En esos momentos, debemos darnos cuenta que nuestra vida está al servicio de nuestra mente y no la mente al servicio de nuestra vida.

Si nos damos cuenta que todas las creencias las puedo ver de una forma positiva para mi experiencia, observaremos que las estamos utilizando continuamente para nuestra supervivencia, protección o relación.

Reflexión

¿Cómo vivimos con respecto a lo que realmente queremos?

¿De dónde proceden nuestros valores, principios y creencias? ¿Desde cuándo?

¿Cómo los he construido?

¿Desde cuándo no los he revisado? ¿Nos hacen falta todos en nuestro presente?

¿Están en coherencia con mi forma de vida actual y las experiencias que quiero vivir?

¿Cuáles quiero cambiar? ¿Cómo los cambio?

Qué son Valores y Contravalores

Los valores son las propiedades, cualidades o características de una acción, una persona o un objeto considerados típicamente positivos o de gran importancia.

Si nos referimos a los valores adquiridos por el ser humano, se suele hablar de valores humanos, valores universales. Dentro de estos valores humanos hay distintos grupos de valores como los que aplicamos a un grupo de personas o los que están influidos por una determinada sociedad y una cultura a estos los denominamos, valores sociales y valores culturales. Aquellos que están considerados desde el punto de vista de la Ética y de la Moral son los valores éticos y los valores morales.

Ejemplos de valores: paz, la solidaridad, la amistad, la sinceridad y el amor.

Todos estos valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de  cómo nos realizarnos como personas. Estos valores fundamentales  nos ayudan a caminar por la vida rechazando o  admitiendo en nuestro entorno tanto a personas como organizaciones que concuerden con los valores adquiridos con nuestras vivencias, dándonos un comportamiento en lugar de otro. También son fuente de satisfacción y plenitud.

Nos proporcionan una pauta para formular metas y propósitos, personales o colectivos. Muestran  nuestros intereses, sentimientos y convicciones más importantes.

Los valores representan ideales, sueños y aspiraciones o necesidades con una importancia relevante para cada uno de nosotros, independientemente de nuestros estatus o condiciones.

Los valores son importantes por lo que son, lo que significan, y lo que representan,  para cada uno de nosotros y no por lo que se opine de ellos. Un valor para uno puede ser un contravalor para otro.

Ejemplo: Riqueza, Independencia, Celos, Orden, etc.

Los contravalores son todo aquello que para nosotros van en contra de nuestros valores.

Desde el punto de vista de los valores sociales, los contravalores son obstáculos, actitudes hostiles o negativas que generan una disfunción en el seno de toda sociedad.  Desde el punto de vista nuestro, llamamos contravalores a todo aquello que se opone al crecimiento armonioso de la personalidad y del propio desarrollo del ser.

Todos somos libres de vivir nuestros valores o contravalores.

Diferencias entre Principios, Valores y Creencias

Etimológicamente, principio deriva del latín “principium” comienzo, primera parte, parte principal, a su vez derivado de primero, en primer lugar’ y tomar, coger, agarrar’, por lo que literalmente principium es lo que se toma en primer lugar. Se le puede llamar principio a los valores morales de una persona o grupo.

Un principio es una regla o norma, que nos imponemos para darle poder a nuestros valores, estas pueden variar según crecemos.

Por lo que un  principio es alterado por nuestras vivencias y pueden ser más o menos rígidos según lo fuerte que sea nuestro valor.

Valores

La mayoría de nuestros valores como ya hemos visto, nos son dados por la sociedad en la que vivimos  y muchos de estos, son herencias de nuestros padres. Hay valores que adquirimos por nuestras vivencias, sobretodo en la adolescencia donde empieza nuestra experimentación como seres independientes. A esta edad es cuando se  incorporan las creencias.

Creencias

Una creencia es el estado de la mente en el que un individuo considera como verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o cosa; cuando se objetiva, el contenido de la creencia contiene una proposición lógica, y puede expresarse mediante un enunciado lingüístico como afirmación.

Como pasamos de un Valor a una Creencia

Responder a esta cuestión, es como responder a que fue primero, la gallina o el huevo.

Según nuestra teoría, para responder a  esto tendríamos que remontarnos al primer momento donde un homínido empezó a recorrer el mundo y vio por primera vez salir el Sol. Se asustaría por lo extraño y la no comprensión. La segunda vez se asustaría menos por la experiencia, pero al no entender empiezan sus alucinaciones y empieza a instalar la creencia.

Con esto queremos decir que para que primero hay que tener una vivencia repetidas veces para poder tener una comparativa entre ellas, luego empezaríamos a vivir con el valor de esa creencia, a continuación pondríamos nuestros principios y normas para de esta forma crear nuestro mapa.

Esto sería como se crearon de un modo puro y sin contaminación. Pero hoy en día nos regimos por unos valores principales heredados por nuestro entorno (familia, barrio, ciudad, comunidad, país, etc.) con los que salimos a conocer el mundo. Luego según los valores heredados y nuestras vivencias podremos modificar nuestras creencias o instalarlas en nosotros.

Pero una vez instaladas, iremos modificando tanto los valores como los principios a nuestro beneficio, para que nuestro territorio encaje en nuestro mapa.

Los valores son la parte más cambiante en nuestra vida:
De niño tenemos unos valores: Jugar
De adolescente: La amistad
De adulto: La Pareja y familia
En la Madurez: Espiritualidad

By | 2017-06-19T15:43:57+00:00 Febrero 22nd, 2016|Coaching, Crecimiento Personal, Cursos|2 Comments

About the Author:

2 Comentarios

  1. carmen peinado 17 Abril, 2016 en 12:12- Responder

    Me encanta tu blog. Muchas gracias.

    • Jesus Javier Gonzalez 19 Abril, 2016 en 10:58- Responder

      Hola Carmen.
      Gracias a ti por leernos.
      Esto nos motiva para seguir escribiendo.

Deje su comentario