LA VIDA TE ESPERA

¿Crisis?

Esto no hay quien lo pare.

Algunos se acordarán aun de la crisis económica que nos azotó en 2008. Al principio creímos que iba a ser una cosa pasajera (al menos algunos). Después empezamos a convencernos de que pasar, pasar, no pasaba. Y ya a diez años vista, pocos tenemos el convencimiento de que volvamos a vivir como en aquel entonces.

Se ha producido un cambio estructural en la economía global. A efectos prácticos, esto supone una profunda modificación en las necesidades y condiciones laborales. Y llegados a este punto tenemos dos opciones: intentar recuperar las condiciones económicas anteriores (ingresos, tipo de trabajo o status) o surcar la ola presente procurando no caernos mientras cabalgamos las nuevas circunstancias. Quizá el cambio ha sido excesivamente rápido para la mayoría de las personas. Y las primeras reacciones sean de aferrarse a lo que uno tiene. No obstante, pienso, que el enemigo es muy grande y que tarde o temprano, la solución pasa por unirse a él. Esto implica deshacerse de todo lo aprendido, de todo lo que funcionaba bien antes de la crisis, de todo lo que pertenece al siglo XX.

Vivimos la época de las oportunidades. Es cierto que nunca antes ha sido tan fácil desarrollar tu pasión. La humanidad no ha conocido momento histórico más apropiado para rentabilizar aquello que amas. El principal responsable es internet. Ha posibilitado que el mundo se haga pequeño y veloz. Nunca antes fue posible mostrar aquello que ofreces a tiempo real al mundo entero.

Esta es una gran ventaja, aunque las dificultades son muchas: el antiguo sistema de creencias, conocer y decidir a qué quiero dedicar mi vida, cómo formarte y cómo llegar al mundo para vender tus servicios.

Vivimos la era del conocimiento. El proceso de creación de ideas se ha acelerado exponencialmente. Y siempre (no lo dudes) hay alguien con intención de comprar aquello que mejor sabes hacer. Entonces, ¿Cuáles son los obstáculos que te lo impiden? Para mí, el primer obstáculo eres tú mismo. Lo primero que debes descubrir es a que quieres dedicar tu vida. Son mucgrass-1913167_1920has las pistas que te lo indican. Pero por algún motivo, no las ves. Comienza a reflexionar sobre cuál es tu don, cuál es tu propósito, cuál es tu dharma.

Has venido a la tierra para desarrollar aquello que te conecta con tu propia naturaleza, para compartir con la humanidad eso que te sale solo, lo que sin procesarlo a través del pensamiento realizas casi impulsivamente y, además, se te da muy bien. No importa que pienses que no tiene valor, que no te puede aportar dinero o que no lo puedes vender. Te aseguro que puedes vivir de ello.

Si te dijeron que era difícil te mintieron, si te dijeron que era imposible te mintieron, si te dijeron que no lo lograrías te mintieron.

Deja de esperar el momento adecuado. El momento ya ha llegado. Cuestiónate tus creencias, cuestiónate tus emociones y cuestiónate tu vida entera, porque detrás del velo de la ilusión, existe un mundo que estás deseando recordar, existe algo que va más allá de cualquier palabra que leas, existe LA VIDA. Y ¿acaso la vida tiene alguna otra función que vivirla como realmente quieres?

¡Mereces vivir la vida que deseas!

¡No dejes que nadie te diga que no puedes!

Espero tu opinión en la sección de comentarios.

 

By | 2017-06-19T15:43:54+00:00 mayo 10th, 2017|Coaching, Crecimiento Personal|Sin comentarios

About the Author:

Formador, mentor y consultor de crecimiento personal, espiritualidad y finanzas. aurelio@sanatuvida.es Facebook: www.facebook.com/Aurrelio --- YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCi68hTyvLen0SuJ-u6Z8RbQ

Deje su comentario