ASÍ CREES, ASÍ CREAS

Apenas hace 15 minutos que estaba tomando una cerveza con Javi. Y como casi siempre ocurre, que tendrá el encuentro en un bar para propiciar unas conversaciones tan interesantes.

Hablábamos del efecto placebo y del uso que le dieron los emperadores chinos, la medicina sumeria y el ayurveda. Y de como su componente principal es creer que te va a curar. Esto nos llevó a mencionar las relaciones (sobradamente reconocidas por la ciencia) entre la mente y el cuerpo. Y continuamos filosofando sobre la importancia de aquello que crees, de esos pensamientos a los que estamos absolutamente aferrados, de nuestras convicciones. Y esto nos llevó a seguir especulando sobre esa tendencia fehaciente (de la que estoy convencido) de que existe una relación entre lo que crees y lo que creas. Esto me ha llevado a reflexionar sobre que si una medicina inocua puede curarme por el mero hecho de pensar que puede hacerlo, quizá todo lo demás que me sucede también sea por el mero hecho de que estoy convencido de ello.

¿Te imaginas? Y si no fueras capaz de hacer algo porque crees que no eres capaz. Y si tu economía fuera precaria porque crees que lo debe ser. Y si gastas más de lo que ganas porque piensas que debe ser así.

¿Alguna vez te has parado a observar y cuestionarte tus creencias?

thinking-272677_1920

Quizá no te compras una casa porque piensas que no eres capaz. Tal vez tus negocios no funcionen porque estás convencido de que no van a funcionar. Imagina que todas tus relaciones amorosas son un fracaso porque crees que el amor es fracasar.

¿Y si tu realidad fuera un reflejo de tus pensamientos?

¿Te has planteado esto alguna vez?

Si esto tuviera sentido, podemos irnos al lado opuesto y pensar en nuestros éxitos. Quizá tu pareja sea encantadora y maravillosa porque tu así lo crees. O ganas mucho dinero porque estás convencido de merecerlo. Tal vez vives la vida que quieres porque sabes que eres capaz de vivirla.

Te propongo una reflexión. Te invito a hacer un ejercicio de honestidad contigo mismo. Hazte las siguientes preguntas:

¿Qué piensas sobre el dinero? ¿Crees merecerlo? ¿Te cuesta ganarlo? ¿Lo gastas fácil? ¿Cuáles son las creencias de tu familia acerca del dinero?

¿Qué piensas acerca del amor? ¿Sobre las mujeres? ¿Sobre los hombres?

¿Qué piensas sobre la vida? ¿Qué es lo que más te gusta hacer? ¿Qué es aquello que más odias?

Si supieras que vas a morir mañana, ¿qué harías hoy?

Te invito a cuestionarte tus creencias, tus pensamientos, tus convicciones, aquello a lo que te aferras. Y, ¿quién sabe? Quizá descubras que tu vida es el resultado de esas ideas que nunca te has planteado. Quizá estás aferrado a unos ideales que no funcionan bien en tu día a día. Y quizá al descubrirlos decides, que algunos de ellos son relativos y que continuar defendiéndolos no te beneficia ni a ti ni a los que te rodean.

Si te apetece, puedes dejar tu opinión en la sección de comentarios.

By | 2017-06-19T15:43:54+00:00 mayo 11th, 2017|Coaching, Crecimiento Personal, Pensamientos|Sin comentarios

About the Author:

Formador, mentor y consultor de crecimiento personal, espiritualidad y finanzas. aurelio@sanatuvida.es Facebook: www.facebook.com/Aurrelio --- YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCi68hTyvLen0SuJ-u6Z8RbQ

Deje su comentario